sábado, 14 de febrero de 2009

El settecento y el laúd italiano


La publicación de las Sonate d'Intavolatura di Leuto (Lucca, 1718) de Giovanni Zamboni Romano, su opera prima, corresponde a una importantísima colección de preludios, fugas, movimientos de danzas y un ostinato, que lleva por título “ceccona”. Sería la última de importancia en la Italia del 1700.


Tengo la fortuna de contar, entre los volúmenes de mi biblioteca, con una edición facsímil de dicha publicación, con la que no sólo puedo apreciar las particularidades de la notación de la tablatura italiana. En ella, a través de una serie de símbolos, se dan claras indicaciones de ornamentación y articulación. (tremolo, portamento, appoggiature, acciaccature, ritardo, legato, etc.)




Un cuidadoso de registro de algunas de estas sonatas corre por cuenta de Luciano Contini, experimentado en las nobles cuerdas pulsadas, quien se inclina por un encordado metálico simple para su archiliuto, el instrumento más adecuado para estas composiciones. Este tipo de encordado brinda un penetrante y brillante sonido al laúd. Una elección particular, documentada y respetable.

La sonata que abre el registro, la novena, en la tonalidad menor de do, y de la que me permito un breve y siguiente comentario, es de las más atractivas, sin ser necesariamente la más bella. Ese título se lo otorgo a la sexta, coincidiendo con Dinko Fabris, autor de las notas adjuntas al disco.



La Sonata IX

El preludio, que permite pocas licencias al intérprete por su muy estructurada forma, nos sumerge en la tonalidad propuesta a través de progresiones típicas y bellos giros melódicos. La alemanda destaca por su línea baja, en la que insistentemente sobresalen los saltillos, y por sus dos contrastantes secciones, con indicaciones de repetición. La giga, virtuosa y exigente, no da respiro. Sus rápidos pasajes te sorprenden por la variedad de recursos presentes en pocos compases. La melancólica Sarabanda, con indicación de Largo, es bella en extremo. Y la gavotta final, brevísima y alegre, es una clase magistral de contrapunto, simple pero efectivo.







Esta colección es un excelente resumen del lenguaje musical italiano: la sonata y el laúd, de Galilei a Vivaldi. Se reconoce a Kapsberger, a Piccinini, incluso a Weiss.


Un disco que aplaudo y recomiendo sobremanera.

Saludos,


Orfeo




Gio. Zamboni Romano
Sonate d’Intavolatura li Leuto, Lucca 1718

Luciano Contini, archiliuto a 14 cori in La

Symphonia, 1994

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada